COVID-19 Vs SECTOR DEL LUJO

Mucho se lleva hablando estos días de cómo va a afectar esta pandemia que estamos sufriendo a la economía y a los diferentes sectores productivos. Uno de estos será el sector del lujo, un mercado que en España representaba un negocio cercano a los 10.000 millones de euros y que crecía en torno al 4% anual. En este post voy a hablar única y exclusivamente de una pequeña (pero importante) parte de ese mercado, y en concreto me centraré en los Diamantes, el mercado de la Alta Relojería y el mercado de la Alta Joyería.

Diamantes – Covid aparte, es un nicho de mercado que lleva arrastrando una creciente sensación de crisis desde el año 2016 aproximadamente, la cual no se debe a un único factor sino a una suma de ellos: exceso de oferta de bruto de diamante, estancamiento en la demanda por parte del consumidor final, falta de campañas de marketing para atraer a las nuevas generaciones, la creciente aparición de los diamantes sintéticos…La crisis actual no hará sino acentuar todo esto. El mercado del diamante tendrá que sufrir una fuerte renovación y adaptarse a los nuevos tiempos que vienen si quiere sobrevivir. Desde RapNet ya se anuncian fuertes inversiones en comercio digital y veremos con más frecuencia subastas por internet de diamantes certificados.

Alta Relojería – Al igual que los diamantes, llevan meses (si no años) cerrando los ojos ante los cambios que se estaban produciendo alrededor suyo, esto es, la fuerte aparición de los relojes digitales, el escaso interés de las nuevas generaciones hacia la relojería tradicional, dificultad para seguir atrayendo a profesionales y particulares a las Ferias de Relojería (Baselworld, la gran Feria durante años, ha bajado definitivamente la persiana). Demasiadas marcas y modelos en el mercado, y a unos precios cada vez mayores, ha llevado a un punto en que las únicas marcas que se vendían en las joyerías de España (en las mas punteras al menos) eran Rolex y Patek Philippe, a clientes chinos y rusos fundamentalmente. Pero si a la fuerte caída del rublo de hace meses se le une la desaparición del cliente asiático por culpa del Covid, ¿quién tiene ahora el poder adquisitivo para comprar esas marcas?. Probablemente casi nadie en el corto plazo…

Alta Joyería – Con las nuevas generaciones demandando piezas comerciales de bajo importe y en plata, pocos son los joyeros que incorporan la Alta Joyería en sus colecciones, quedando ya solamente para encargos de clientes ocasionales. La crisis actual puede acabar de hacerla desaparecer, ya que se espera una fuerte subida del precio del oro en los próximos meses, lo que encarecerá el producto final, flaco favor a los joyeros.

Con todo esto, vienen tiempos complicados para estos mercados en los próximos meses. Pero por encima de todo, tengo la sensación de que la verdadera amenaza para ellos puede ser el cambio de prioridades en muchas personas.

Deja una respuesta