¿Dónde está el cliente ruso?

Sentado en una de sus salas, conversaba recientemente con una vendedora de una conocida firma francesa de joyas del Paseo de Gracia sobre diferentes temas. Al ver la tienda sin el ajetreo de clientes de otras veces, le pregunté acerca de cómo les había afectado la pandemia en sus ventas. Me miró, se río y me dijo: “del cliente nacional no se vive, espero que vuelva pronto el cliente de fuera”.

Con el cliente de fuera se refería fundamentalmente al cliente chino y ruso, que en España son considerados como los principales demandantes del llamado turismo de lujo. Sin embargo, al turista ruso hace tiempo que no se le ve por las principales tiendas de nuestro país. ¿Qué ha pasado con él?

La principal razón es la fuerte caída del rublo con respecto al euro, primero en el año 2014 y la más reciente tan solo hace unos meses. Si hay una divisa especialmente influenciada por el precio del crudo ese es el rublo, y los desplomes de precio que ha sufrido el crudo en los últimos tiempos ha hecho que el rublo caiga hasta niveles de hace 4 años, donde el cambio rublo/euro era de 0.011.

Esto significa que para un ruso, comprar un Rolex de precio en tienda de  10.000 € supone a día de hoy un desembolso de unos 900.000 rublos, mientras que en tiempos con un rublo fuerte suponía un desembolso de unos 600.000 rublos,  un 33% menos. Es decir, actualmente para un ruso comprar en España (y en Europa) no es tan atractivo como hace unos años, ya que la compra se encarece.

Por tanto, mientras que la desaparición del cliente chino si se debe cómo es lógico al Covid19, lo del cliente ruso viene de largo y veremos cómo evoluciona en el corto plazo. Si la situación del Covid mejora con el tiempo volveremos a ver clientes chinos comprando en las tiendas, y habrá que estar atentos a la cotización del dólar igualmente, ya que el cliente estadounidense completa el pódium de los considerados consumidores de lujo.   Esperemos, como dijo la vendedora del principio de la publicación, que vuelvan pronto los clientes tanto rusos, como chinos y americanos también. Sobre todo porque eso significará que la situación actual habrá mejorado.

Deja una respuesta